El PST salvadoreño

PST SALVADOREÑO:UN LEGADO REVOLUCIONARIO PARA LAS NUEVAS GENERACIONES

mayo 23, 2016 ust ust Historia, NACIONAL, PORTADA 0 comments

Jenny Moreno

Década de los 70´s El Salvador atraviesa por grandes huelgas y manifestaciones los trabajadores, estudiantes y campesinos son los protagonistas del ascenso revolucionario, el imperialismo y la dictadura militar tiemblan ante el poder de la clase obrera que está luchando por su liberación.

El Partido Socialista de Trabajadores (PST) es parte dirigente de las grandes huelgas armadas a nivel nacional, Concepción Burgos Granados, obrero fundador del partido da inicio a la construcción de la organización internacionalista en otras fábricas del país.

El partido trotskista junto a la revolución salvadoreña.

La Revolución Salvadoreña ha sido contada desde muchas aristas y por diversas prensas burguesas o de izquierda, pero en ningún momento se ha mencionado el coraje y principios revolucionarios de los camaradas que pertenecieron al PST organización de la corriente trotskista y no es extraño pues el estalinismo jugó un papel propagandístico esencial por soterrar la lucha internacionalista y aniquilar cualquier iniciativa por la lucha al socialismo.

En este sentido nuestra joven sección de la LITCI rescata el legado de compañeros obreros que tomaron las armas durante los 70´s e inicios de los 80´s para que la lucha que ellos dieron sea conocida por todos los trabajadores salvadoreños.

1979 la dictadura del asesino militar Carlos Humberto Romero, se encuentra en aprietos debido a las diversas huelgas, una de ellas en “Muebles Imperio” fábrica de muebles de acero que en esa época se encontraba en Ciudad Delgado, esta huelga se sumaba a la política de las huelgas generales las más grandes e importantes.

El dirigente nacional de la Confederación Unitaria de Trabajadores Salvadoreños (CUTS), dirigente nacional del Sindicato Industrial de Dulces y Pastas Alimenticias (SIDPA) obrero de la fábrica Confitería Americana y dirigente del PST, Concepción Burgos es parte de la huelga en Muebles Imperios junto a otros compañeros jovenes que también son miembros del partido y del sindicato de la fábrica.

Para llegar a esta huelga armada se dio un duro debate político con los dirigentes del PC, FPL, ERP y demás organizaciones dentro de la Coordinadora Revolucionaria de Masas quienes iban en contra de armar a los obreros, pues aseguraban “que la guerrilla llegaría a las fábricas en 5 minutos” esta posición provocó que muchas de la huelgas fueran reprimidas por la Guardia Nacional y terminaran por asesinar y desaparecer a los obreros que se encontraban en las tomas de fábricas.

Por esta misma razón los compañeros del PST exigían que se formaran las milicias obreras para defenderse de los actos reaccionarios de la dictadura, a pesar de que ésta política no se votó a favor los trabajadores se armaron, y en esa misma huela se tuvo la solidaridad de otros sindicatos como la CUTS quien también fue apoyada por FENASTRAS organizaciones clasistas y combativas en esos años – ahora FENASTRAS calla ante los ataques de la nueva burguesía-.

La política de armar a los obreros permitió que no fueran exterminados cuando la Guardia Nacional atacó con duro armamento, sin embargo fueron capturados, apresados y torturados por semanas pero la campaña nacional e internacional por su liberación fue esencial, incluso Monseñor Romero fue parte de éstas y exigió a la dictadura la liberación de los compañeros del PST.

Después de semanas de tortura fueron liberados gracias a la presión de todos los compañeros trabajadores y como menciona un compañero ahora exiliado José “En la acción encontrás compañeros fraternales que dejan de lado ideologías”

Mujer símbolo de lucha

Para estas mismas campañas exigiendo la liberación de los presos políticos la mujer obrera, campesina y madres de desaparecidos jugaron un papel fundamental pues eran quienes apoyaban con las huelgas y las tomas de fábricas estaban insertadas en cada lucha y muchas veces dirigían sindicatos protagonistas de paros generales que propiciaban duros golpes a la oligarquía y burguesía del país y claramente al imperialismo.

Eran vanguardia de las grandes manifestaciones en las calles de todo el país generaban política a la hora de llevar a la acción medidas para atacar a la reacción muchas de estas compañeras también eran parte de nuestra sección PST.

La lucha por un programa y principios revolucionarios

Los trotskistas siempre han sido criticados o calumniados con argumentos estériles tachándonos de “infiltrados” o “traidores a la revolución” en incluso y aún más risible de “agentes de la CIA”.

A pesar de eso la historia ha demostrado que esas calumnias son sólo eso y que los revolucionarios pertenecientes a la internacional por la lucha al socialismo han dado su vida y puesto sus principios y moral al servicio de la clase trabajadora mundial y los compañeros del PST no fueron la excepción.

La Coordinadora Revolucionaria de Masas un espacio que aglutinaba a casi todas las organizaciones de izquierda vivió un debate interno entre los militantes del PST de la corriente trotskista y la corriente estalinista, éstos últimos proponían apoyar el Gobierno de Amplia Participación (GAP)lo que significaría una traición a la clase obrera salvadoreña pues un gobierno así implicaría una coalición de clases entre burgueses, militares y trabajadores donde éstos últimos son los únicos que perderían todo.

Por el contrario el programa que los miembros del PST proponían llevaba consigo la lucha por la independencia de clase ninguna alianza con el oligarca y burgués , exigían la creación de un programa que luchara por la ruptura total con el imperialismo, la utilización de los métodos de clase como la huelgas y manifestaciones de masas, y claramente la lucha internacionalista con otras organizaciones como parte esencial de la construcción y fortalecimiento de una herramienta para la clase trabajadora.

Estas diferencias provocaron que los militantes el PST dirigentes de grandes sindicatos de fábricas fueran expulsados de la CRM con el argumento de que “si no apoyan el programa no pueden estar dentro”, así lo expresa José ex militante del PST.

El estalinismo y la dictadura

Hablar de trotskismo en el país hasta cierto punto es darse a entender poco dado que no hay una formación política sobre esta corriente cimentada por el internacionalismo, la lucha por el socialismo y un programa que garantice una vida digna para los trabajadores en el mundo junto al método de clase ideas propuestas por León Trotsky quien dirigió junto a Lenin la Revolución de Octubre el momento histórico donde la clase trabajadora tomo el poder.

En El Salvador los hombres y mujeres que se reivindicaban de la corriente Trotskista fueron aislados políticamente al no callar ante la traición que las direcciones de la organizaciones estalinistas estaban realizando la del PCS, la cúpula del FMLN, el ala derecha de las FPL dirigida por Sánchez Cerén , ante estas denuncias y diferencias muchos revolucionarios fueron asesinados ahora no sólo corrían peligro por la mano de la dictadura asesina sino también por quienes al final traicionaron la revolución.

Nuestro compañero Concepción Burgos fue desaparecido en agosto de 1980 y encontrado asesinado semanas después frente a catedral Metropolitana, por razones de seguridad su familia no se hizo presente y fue enterrado por compañeros trabajadores.

Otros compañeros como José Cisneros también murieron en batalla y otros más hasta la fecha siguen desparecidos y otros exiliados porque la dictadura y el estalinismo les dio persecución política y es claro porque incluso asesinaron a sus propios compañeros como Roque Dalton, Cayetano Carpio quienes se opusieron también al GAP entre muchos más guerrilleros.

Todas estas desapariciones y asesinatos fueron motivo de solidaridad mundial la Fracción Bolchevique siempre dio apoyo a la revolución salvadoreña y centroamericana y se mantuvo en todo momento denunciando las atrocidades en este país.

Este es un legado que no podemos dejar pasar la lucha de nuestra clase no puede morir somos nosotros los encargados de mantener vivos a todos los compañeros que murieron con sus principios revolucionarios en alto este es un pequeño y breve homenaje a todos los hombres y mujeres que lucharon por nuestra libertad y que nosotros debemos de seguir ese camino ahora, porque al final todos somos la misma clase.

“mi madre y la guerra”

cuando naci no me acuerdo madre mía,

me cuidaste desde niño para que un día fuera hombre,

luego la guerra nos separó;

se que sufres madre mía e ingnoro como estás.

cuando estoy en lo alto de un cerro,

el susurro del viento me parecen tus manos acariciándome con sus dedos.

en la montaña huele a flores, polvora, sangre y de vez en cuando a una comalada de tortillas.

en la montaña se oye el cantar de diferentes pajaritos,

detonaciones de bombas mortiferas y en las faldas y vaguadas se escuchan los gritos desgarradores de un compañero herido.

madre si en la guerra muero tú no quedas sola,

a tu lado queda la mejor compañia de todo un pueblo que un dia no muy lejano será liberado de la injusticia y descigualdad social.

WILFREDO DIAZ HERNANDEZ (MANUEL EL MONKE) COMANDO DE LAS U.V.N. Y FUERZAS ESPECIALES SELECTAS “F.E.S.” F.P.L. CAIDO EN COMBATE EL 16 DE NOVIEMBRE DE 1989.

¡Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos!

¡NI PERDON NI OLVIDO!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>