Una muestra pintoresca del español salvadoreño

Una muestra pintoresca del español salvadoreño
Raúl Azcunaga (septiembre de 2009)

Hace unos días una buena amiga, la directora de la biblioteca de la Facultad Multidisciplinaria de Occidente, me mandó una muestra pintoresca de nuestro español, muestra ingeniosa, burlona e irreverente de la muy conocida Loteria de Atiquizaya, transcribo fielmente (copio en la realidad el archivo) y pongo a disposición de todos esta joya de una corona tan grande como lo es el español salvadoreño. Lo hago no sin antes dar una opinión incial y no muy profunda sobre el tema.

El lenguaje soez en la sociedad occidental-cristiana es un tabú lingüístico, un asunto de irreverencia de los grupos marginales ante la rigidéz de los discursos de la iglesia, la tradición y el despotismo académico. Es decir, las personas expresan un especie de liberación lingüística por lo disonante de sus frases. Lo soez se vuelve un ataque a la estética burguesa clerical ilustrada. Hay quienes hasta llegan a sentir disfrute erótico con estas palabras. Las palabras se vuelven objeto de deseo, sobre todo en personas que han padecido altos niveles de represión en la familia, la iglesia o la escuela.
Hay sociedades en las que estas palabras no tinen el mismo esfecto, ni fascinación. En España por ejemplo, aunque tienen otras, claro está.

Las palabras soeces no se pueden considerar como “piedra angular de la cultura pupular” pues es una mera exageración, hay cierto folklorismo burlón entre quienes alavan estas formas. Bajtin, estudioso ruso, ubica este tipo de juegos verbales en “lo grotesco del carnaval” y “la risa”. Se busca causar risa, humor; la carcajada viene siendo una especie de liberación final de lo seremonioso, de todo lo solemne, principamente de la misa y la clase. Aunque hay cada cura… y cada profesor…
En estas muestras la estructura del verso es muy sencilla y las rimas son bastante corrientes, no hay sorpresa, ni sutileza. Es un lenguaje naturalista, con formas muy sencillas. Característico del folklore.
Sin embargo, no se puede decir que algo como esto es “malo” o “bueno” más allá del bien y del mal, lo importante en estas expresiones culturales (son culturales aunque no se crea) es el ingenio popular, el juego, lo que los mexicanos llaman “albur”. Además, en su mayoría son construcciones colectivas que se mantienen mediante la oralidad y dan identidad a una práctica ritual (el juego de lotería) específico de Atquizaya. Cito:
LA LOTERIA DE ATIQUIZAYA
No obstante su vulgaridad, la Lotería de Atiquizaya es una de las piedras angulares de la cultura popular salvadoreña. Escribir tanto verso “sexy” requiere de un talento asombroso y una imaginación quevedesca. A los que piensen que es una leperada lo que van a leer, los invito a que lo piensen dos veces y traten de hacer aunque sea un verso y verán que la Lotería de Atiquizaya es digna de un Premio de Literatura para adultos

Muy buenas noches señores
Fuera manos va pelota
Aquí están sus niños cantores
Dándole vuelta a la urnota.

Anoten bien sus cartones
Presten atención cabrones
Que todos van a escuchar
Cositas que han de gustar.

La rana se fue a bañar,
el sapo la fue a vigiar.
La rana que se desliza
y sapo que se la PIZA
El Sapo
Adelante va la iguana
más atrás va la taltuza,
la mujer de nalgas pachas
tiene grande la pupusa!
La Iguana

AL CENTRO SEÑORES
QUE VA PELOTA!
Cantarito de agua helada
Que vas a lomo de mulo
Cuando la miras parada
Hasta se te encrespa el culo
El cantarito

Viste el rey su leva cuta
Y luego hace desfilar
Cuatro mil hijos de puta
Y a la orilla de la mar
La chalupa no se cansa de remar.
La chalupa

El día que yo me muera
La cabeza de mi mona
Será por dentro y por fuera
La calavera pelona
La calavera

Si es larga topa
Si es gruesa rosa
Si es chiquita retoza
Pero el culo siempre goza
La rosa

Cierra las piernas mujer
Le dijo el indio a la indiana
No ves que te pueden ver
La estrella de la mañana
La estrella

Tengo cachetes de gringo
Dicen todos los cipotes
Soy bueno para las flores
y reviento los cerotes.
El sol
Estos versos sí son nuevos
Y hay que decirlos con maña
No es lo mismo huevos de araña
Que si me arañas lo huevos.
La araña

Me cago en Sydney, Canberra
Luxemburgo y Barcelona
Y me cago en la corona
De la reina de Inglaterra
La corona

Melón y melambes
Fueron a coser un guiso
Melón cocinó los huevos
Y Melambes el chorizo
El melón

Un árabe repetía
Jara jara jara muta
Y un cristiano respondía
Coman mierda hijos de puta!
Las jaras

Soldado de casco nuevo
Que vives en el cuartel
Mejor me agarras un huevo
Y te diviertes con el.
El soldado

Anoche estaba tu hermana
En una hermosa haragana
Con aquel su novio guapo
Que la tenía como rana
Y le quitaba la gana
Con un garganteo de sapo.
La rana

No importa que el bronce gima
Al son de la campanada
Una verga bien templada
Hasta el corazón lastima
El corazón

Estaba Santa Teresa
Subida en un alto pino
Mamándole la cabeza
A Santo Tomás de Aquino
El pino

Negrito, negrito chulo
Dijo la negra Leonor
Negrito tenes el culo
Le contesta Salvador
El negrito

El que se cagó en la estaca
Y no la pudo limpiar
Toda la llenó de caca
Y nunca ha aprendido a hablar
El cotorro

Esta cipota cochina
La torta no se ha lavado
¿Que no ves que la cocina
Te va a apestar a pescado?
El pescado

En lo mejor de la juerga
Llegó el músico y su orquesta
Y la reina de la fiesta
Se le prendió de la verga.
El músico

El catrín sale a paseo
De levita y de bastón
Yo pienso cuando lo veo
Que hijueputa mas cabrón.
El catrín

Afila tu yatagán
Le dijo el sastre al barbero
Y pisate en el zaguán
Al valiente cuchillero.
El valiente

Una niña con acierto
Y no menos disimulo
Dispuso meterse abierto
Un paraguas en el culo.
El paraguas

El indio apache del norte
Guapo y valiente el norteño
A su preciosa consorte
Le ensarta tamaño leño
El indio

Que hermosas se ven la peras
Cuando cuelga de la rama
Así se me ven los huevos
Cuando te tengo en la cama
La pera

Ay qué tristeza ha de dar
Ver la mujer que uno estima
Con un hijueputa encima
Y no podérselo quitar
La dama

Aunque seya feya feya
Mi vecina la doncella
Me la cojo día y noche
si me empino una botella.
La botella

Del gallo quisiera el canto
y del burro su instrumento
Pa’ metértela hasta adentro
Hoy que es día de tu santo.
El gallo

Dándole gusto a tu culo
Hiciste una gran fortuna
El primero fue Virulo
te cogió bajo la luna
La luna

Quien del ruido del tambor
Siente placer y disfruta
Es porque tiene valor
O porque es un hijueputa!
El tambor

Yo tengo un bicho pelón
Que de noche usa un gran gorro,
si te ve de culumbrón
Bien te hace pedir socorro
El gorro

Un disparo oyó Colón
Y dijo con mucho enfado
Que hijueputa mas cabrón
Ya se tiró mi venado
El venado

Prendido como cotuza
Encontramos a un cabrón
Sin pensar que la pupusa
Le apestaba a camarón
El camarón

Lo viene chiniando a lomo
Al que le dicen Sansón
Tiene los huevos de plomo
El muchacho culerón
Y de venirlo chiniando
Hasta se viene cagando
El mundo

Recuerda la noche triste
La noche en que me lo diste
Por salir a la carrera
Tropezaste en la escalera
La escalera

A la sombra de aquel árbol
de tu jardín fui a cagar
Sin saber que con mi plasta
Te habría de conquistar
El árbol

No importa que el bronce gima
Al son de la campanada
Una verga bien templada
Hasta el corazón lastima
La campana

La sirena llora y llora
En el fondo de la mar
Porque su pupusa añora
El tufito a calamar.
La sirena

No hay suplicio mundano
Ni dolor mas espantoso
Que te metan en el ano
Un nopal verde y hermoso
El nopal

La garza es un ave rara
Con tamaño pescuezote
Así de largo deseara
Que se hiciera mi garrote
La garza

Meta y saque, saque y meta
Estas hijas de maceta
Si el culo se les inquieta
Aunque les arda la jeta
La quieren toda completa.
La maceta

La bota rechinadora
Me la dio una mi cipota
Que era una gran mamadora
Pero se hacía la idiota.
La bota

La que regala la torta
Y no toma su pastilla
A la larga o a la corta
Desarrolla su sandía
La sandía

Hoy la suerte me ha fallado
dijo el culero Virulo,
por andar prestando el culo
a la muerte me he encontrado
La muerte

Que baboso más vergón
El que toca en esta orquesta
Cuando toca el bandolón
La verga se le alebresta.
El bandolón

En el cazo me cagué
Creyendo que me querías
Hoy que sé que no me quieres
Dame la caca que es mía.
El cazo

Barrilito de cerveza
de cerveza nacional,
súbeteme a la cabeza
pero no te digo a cuál
El barril

La francesa del can-can
le dijo al Sargento Angulo
como braza queda el culo
si te pica un alacrán.
El alacrán

Así como sos de fea
que nadie te puede ver,
hacé pacto con el diablo,
talvez te venga a coger
El diablo

Las cuerdas del arpa suenan
en un armonioso son,
así gemía tu hermana
cuando le bajé el calzón.
El arpa

Un pájaro se metió
por la ventana a un convento,
qué alegres están las monjas
Con el pajarito adentro
El pájaro

Marcelo con violoncelo
Ramón con el bandoleón
Y tu prima la Marielo
Se caga de la emoción
El violoncelo

El sacristán bien borracho
me ha venido a preguntar
si tiene tremendo cacho
el que se lo va a pisar
El borracho

Esa bicha pupusuda
Que está a punto de cagar
Quiere la venga a limpiar
La mano negra y peluda
La mano

En la palma de tu mano,
te lo leyó la adivina,
la cogida con Cipriano
fue la cosa mas divina
La palma

La lotería ha acabado
Ya no encuentro qué rimar
Y al que no le haya gustado
Que me la venga a mamar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>