El Salvador: autoritarismo y lucha por la democracia, justicia, independencia y socialismo

“Volverán los heroes, cantan los poetas,
volverán los mártires, gritan los profetas…”
Ya vienen los segadores. J.R. Sotuela

La rueda del tiempo

La lucha por la democracia, la justicia, la independencia y el socialismo han sido las banderas principales que han enarbolado a lo largo de la historia los sectores populares salvadoreños, organizaciones representativas, y sus dirigentes, en contra de situaciones de autoritarismo, explotación de clase y opresión nacional, racial y de género.

Las raíces, piedras y semillas de estas luchas se pierden en las arenas misteriosas del tiempo. Pero hay un río profundo de rebeldía que corre a lo largo de los siglos, porque donde existe opresión, siempre surge la resistencia. No contamos con la información pero tenemos la certeza que hubo resistencia lenca a las invasiones de los guerreros pipiles; aunque al final derrotados fueron empujados a la orilla oriental del Lempa.

Las poblaciones insurgentes de Jayaque, Tamanique y Talnique, en La Libertad, sobrevivientes en territorio pipil, son evidencias de estas lejanas batallas perdidas pero peleadas de esta primera desconocida guerra.

Unos siglos después cuando ya las divinidades aztecas y la toponimia nahuat coloreaban nuestra geografía con el apan y el tepet, y el control del Estado pipil permitía el control del Mercado de la Obsidiana , el Jade y las Plumas, surge la invasión ibérica, derrotando con la espada y la cruz la resistencia pipil y lenca. Dos guerras de resistencia de las cuales sabemos muy poco. Pero son raíces.

Al final los europeos “pacifican” el territorio y se imponen por trescientos años. Nos impone religión, idioma, cultura, economía, clases sociales, sistema político y le dan continuidad al autoritarismo patriarcal y político indígena. Tampoco poseemos datos sobre los niveles de esta resistencia ya dentro de la colonia.

Seguramente hubo lucha por la tierra. Y los dioses del universo indígena lograron mimetizarse en la nueva extraña religión y en sus cerrados templos, para sobrevivir la tormenta conquistadora y mantener encendida la sagrada llama de la rebeldía. Había que esperar a los nuevos guerreros que estaban por nacer.

Es hasta principios del siglo XIX cuando surge un sector de criollos añileros que asume la conducción política de la lucha por la independencia. Inicia así una tercera guerra de resistencia, que se manifestaba por medio de una estrategia de movilización popular, incluyendo brotes insurreccionales, y aprovechamiento de los espacios políticos arrancados a la Corona Española, incluso con presencia de diputados en las Cortes de Cádiz. Surgen los Maestro Pedro Pablo Castillo y José Santiago Celis.

Y esta confrontación nación imperio concluye en esta ocasión con una victoria simbolizada en el Acta de Independencia de 1821. Los criollos conquistaban el Estado para conquistar el Mercado del Añil, acaparado por los comerciantes guatemaltecos. Pero al fin, un triunfo de los sectores progresistas.

Un año después de la independencia de España, el Maestro José Matías Delgado asume la conducción de la resistencia popular y nacional, que incluyó una ofensiva diplomática y una ofensiva militar, frente a la invasión de tropas anexionistas mexicanas. Otra gran victoria popular.

Los criollos logran movilizar a los sectores mestizos y mulatos de las ciudades principales. Y lo hacen desde una visión de región centroamericana. Se convierten en los padres de la patria oligárquica. Los indígenas observan intrigados el cambio de sectores dominantes.

Unos años después de la independencia, esta vez son los indígenas los que asumen la iniciativa histórica y surge en Santiago Nonualco la figura legendaria de Anastasio Aquino que desafía no solo a la recién nacida república sino también a la religión y el derecho de los invasores. Inaugura la lucha por la tierra y la lucha contra el militarismo. En definitiva la lucha por la justicia social.

Inicia la lucha por arrancarle el poder político a los sectores dominantes. Y lo hace por medio de la construcción de un ejército indígena. Es una fuente inagotable de enseñanzas sobre las luchas populares. Es el Maestro Aquino que ocupa un puesto especial único en la historia de las ideas de cambio social en nuestro país. Estamos hablando de 1833. Marx andaba encumbrando piscuchas o jugando chibolas con sus amigos.

Por esos mismos años, pero representando otro sector social, se encontraba Francisco Morazán. Criollo nacido en Honduras. Simbolizó el sector radical del liberalismo enfrentado contra las fuerzas de la reacción conservadora. Y nos heredó el sueño de una patria centroamericana, laica, independiente. Y como Aquino también construyó un ejército, y también fue derrotado. El uno ahorcado y el otro fusilado. Son dos semillas del árbol popular. Es el Maestro Morazán. Inaugura el ideal unionista. El morazanismo.

El principal continuador de las ideas unionistas y liberales de Morazán fue Gerardo Barrios, quien profundizó las reformas sociales y enfrentó altivamente a los sectores aristócratas y eclesiales reaccionarios. Separó el estado de la iglesia e impulso la educación laica y la salud.

Impuso el cultivo del café. Su base social se concentraba en los sectores artesanales, en especial los del céntrico Barrio El Calvario. Es el Maestro Barrios. Promotor de la lucha por la justicia social. Prócer en la lucha por expulsar al filibustero Walker de Nicaragua.

A mediados de los años veinte del siglo pasado surgen los primeros grupos marxistas entre los obreros artesanales de San Salvador. En 1919 surgen las primeras huelgas, entre estas la de los sastres. En 1924 se crea la Federación Regional de Trabajadores Salvadoreños. En 1928 la tradición solidaria se expresa con la incorporación de Farabundo Martí a la lucha de Augusto Cesar Sandino por expulsar a los marines de Nicaragua. Es el Maestro Farabundo.

Pero antes de eso, en 1920 en Guatemala, el estudiante salvadoreño Ricardo Chamorro se había distinguido como jefe militar de las Milicias Obreras que durante las jornadas de abril de ese año lograron el derrocamiento del dictador Manuel Estrada Cabrera. Es el Maestro Chamorro.

En marzo de 1930, a la orilla del lago de Ilopango, se crea el Partido Comunista de El Salvador. Y surge la lucha por la democracia vinculada a la lucha por el socialismo. Dos años después de su creación enfrenta los desafíos casi simultáneos de impulsar una ofensiva electoral y una ofensiva insurreccional.

Es derrotado en ambas y se entroniza a partir de enero de 1932 una sangrienta dictadura militar. El PCS sobrevive muy debilitado, casi extinguido. La oligarquía y la derecha imponen sobre los sectores indígenas una fuerte agresión cultural que logra invisibilizarlos, les despoja de su vestimenta y de su idioma. El país se hunde en una larga noche de terror blanco. La iglesia bendice el genocidio. Surge de esta gesta la Maestra Julia Mujica y los Maestros Feliciano Ama y Francisco Sánchez.

Es 1930 Prudencia Ayala lanza su candidatura para la presidencia. Es un acto revolucionario. Y pocas voces se alzan para apoyarla. Prudencia es unionista y luchadora contra las dictaduras e injusticias. La Maestra Prudencia inaugura la lucha por los derechos de las mujeres.

En abril de 1944 surge una luz desde los cuarteles. Es apagada violentamente. Hay fusilamientos. Cae el Maestro Víctor Manuel Marín. Pero en mayo de ese año los estudiantes universitarios encabezan la protesta contra la tiranía y logran con una huelga de corazones levantados hacer huir al déspota de las aguas azules. En octubre regresan las tinieblas. En diciembre florece la dignidad en los Llanos del Espino. Es una luz que es ahogada en sangre. Surgen los Maestros Fabio Castillo, Raúl Castellanos Figueroa y Jorge Arias Gómez. Continuadores de la lucha por la democracia. Y por el socialismo.

En 1956 surge una generación de artistas comprometidos con las luchas populares. Es un nuevo sector que se integra a las batallas por la democracia y el socialismo. Y ponen el pincel y la pluma al lado de los oprimidos. Sobresalen por su palabra los Maestros Oswaldo Escobar Velado, Roque Dalton y por sus lienzos el Maestro Camilo Minero. Y a nivel de lucha sindical la Maestra Fidelina Raimundo y el Maestro Miguel Angel Cea.

En 1970 se crea la primera organización político-militar, las Fuerzas Populares de Liberación Farabundo Martí, y su conductor principal es el Maestro Salvador Cayetano Carpio. Luego se incorpora la Maestra Melida Anaya Montes. Continuadores de la lucha por el socialismo. En 1972 surge el Ejercito Revolucionario del Pueblo, conducido inicialmente por Alejandro Rivas Mira y por la Maestra Lil Milagros Ramírez.

En 1980 se unifican cinco fuerzas revolucionarias y se crea un puño popular llamado Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional. Se libra una guerra de doce años. Los principales dirigentes y Maestros fueron Schafik Handal, Salvador Sánchez Ceren, Eduardo Sancho, Joaquín Villalobos y Francisco Jovel.

En 1992 se logra derrotar a la dictadura militar y conquistar la democracia. En 2009 se logra derrotar al partido ARENA y conquistar la presidencia. Y las banderas rojas siguen flameando. Y los mártires y héroes seguirán naciendo.

Las pálidas gotas de la lucha social

Febrero ha sido un mes tranquilo para las clases dominantes, mediatizado por la artillería electoral y por el ya prolongado control hegemónico. Los médicos y trabajadores del Hospital Zacamil fueron de los pocos que mantuvieron este mes de febrero levantadas las banderas de la lucha por una salud integral. Realizaron un paro parcial de labores. Es una lucha que merece todo nuestro apoyo. Es una lucha por una salud al servicio de los sectores populares. En contra de la burocracia de la salud.

También la Federación Sindical de Trabajadores Municipales denunció una nueva ola de despidos en las alcaldías de San Salvador, Panchimalco y Mejicanos. Y a final de mes se sumaron los maestros aglutinados en Bases Magisteriales que realizaron una marcha en protesta por el decreto 268 de retiro voluntario que contempla únicamente una indemnización de seis meses, cuando la demanda es por un año. Asimismo los vendedores de medicamentos en los mercados lograron que el GOES les reconociera ese derecho y agradecieron la aprobación de la Ley de Medicamentos.

Por otra parte diversas organizaciones sociales, entre estas ARPAS y FESPAD, exigieron una democratización del espectro radioeléctrico, por medio de su digitalización, lo que permitirá la apertura de nuevas frecuencias y canales digitales.

El panorama internacional

El enfrentamiento entre los diversos imperios y los pueblos y gobiernos en resistencia adopta diversas facetas. Entre estas se encuentran las siguientes.

Pese a los pronósticos adversos el gobierno sirio se mantiene en pie. Las fuerzas del capital internacional no han logrado derrocarlo. Por otra parte, presenciamos una nueva ofensiva israelí contra Palestina y el resurgimiento de una Francia buscando colocarse de nuevo como potencia colonial en el país africano de Mali, bajo la excusa de combatir a “rebeldes islámicos” pero con la vista puesta en el uranio y en el oro.

En Europa la crisis financiera provoca fuertes movilizaciones populares en España y Portugal. Y el gobierno de Obama también enfrenta la necesidad de recortar su presupuesto social ante la negativa de los republicanos de llegar a un acuerdo.

La muerte del Comandante Chávez

A lo largo de la historia latinoamericana y caribeña la perdida de un dirigente como el Comandante Hugo Chávez influye poderosamente. Se cierra un ciclo. Y así será en esta ocasión, hacia dentro de Venezuela y hacia fuera, en el continente y en el mundo.

Así fue cuando cayó el cubano José Martí en 1895, el también cubano Julio Antonio Mella en 1929, el mexicano Emiliano Zapata en 1919 , el nicaragûense Augusto Cesar Sandino en 1934, cuando el guatemalteco Jacobo Arbenz es derrocado en Guatemala en 1954; el latinoamericano Ernesto Che Guevara en Bolivia en 1967; y Salvador Allende en Chile en 1973. Son momentos de tiniebla hasta que vuelve a salir el sol.

Los procesos sociales avanzan, se estancan e incluso retroceden, en la medida que el enfrentamiento entre opresores y oprimidos se desarrolla. En América Latina y el Caribe durante el siglo XX el centro de la revolución gravitó inicialmente en México, luego en Nicaragua, luego en El Salvador, luego en Guatemala, luego en Cuba, República Dominicana, en Chile, luego en Nicaragua, de nuevo en El Salvador, Chiapas, Honduras y hoy en Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua.

Hugo Chávez logró en un corto periodo despertar la conciencia de dignidad de un continente y colocar el potencial petrolero al servicio de la unidad latinoamericana, y plasmando los sueños del Libertador Simón Bolívar cristalizo en proyectos estratégicos de integración latinoamericana como lo son UNASUR, la CELAC y el ALBA.

La izquierda venezolana bolivariana, en particular el PSUV, tiene la responsabilidad histórica de garantizar la continuidad del proceso revolucionario venezolano, iniciado en 1999. Vienen desafíos inmensos en los que la derecha venezolana y el imperio trataran de revertir el proceso. Asimismo trataran de romper el vínculo internacional. Viene tiempos de prueba.

La reforma política y electoral

Pedir y agradecer es la relación histórica con el Estado. Comprar y consumir es la relación histórica con el Mercado. Votar y no preguntar es la relación histórica con la mayoría de Partidos Políticos. Creer y obedecer es la relación histórica con la Iglesia. Escuchar y creer es la relación histórica con los Medios de Comunicación. Pedir y obedecer es la relación histórica con el Consultorio Médico.

Memorizar y repetir es la relación histórica con la Escuela. Pedir y agradecer es la relación histórica con la Familia. En definitiva las principales relaciones sociales de nuestra cotidianidad, en lo público y en lo privado, están determinadas por la obediencia ciega a la autoridad constituida. El autoritarismo social, religioso, familiar, educativo, médico, partidario es la regla de oro.

Romper este círculo nefasto es una tarea de largo aliento, pero hay que iniciarla. De eso trata precisamente la reforma política en general y la reforma electoral en particular. El fin es la construcción de hombres y mujeres con una mentalidad creativa y crítica.

Luchadores sociales en las diversas áreas de la vida. El hombre y la mujer nueva, construidos con el barro de este sistema capitalista, pero con la capacidad de remontarse a los cielos de la solidaridad y el compromiso. La construcción de una nueva masculinidad liberada. Y no es una utopía, es parte de nuestra historia. Los conocemos y las conocemos.

El panorama electoral

Al final el peso político y la capacidad de forjar alianzas, de la candidatura de Saca, anuló, bloqueó, eliminó la tímida candidatura de Segovia, que no llegó ni a revelarse públicamente. Es claro hoy que el Presidente Funes inclinará su prestigio hacia su “consejero principal” y esto puede influir decisivamente, inclinar la balanza, en el desenlace electoral. Funes de esta manera desafía a su “aliado estratégico” del Norte y le impone una fría política de hechos consumados. Lo toman o lo toman. ¿Es un cálculo correcto?

Está por verse si la fracción pro-norteamericana y brasileña de la Administración Funes acepta sumisamente esta decisión presidencial de respaldar a Saca y se suma a la campaña azul y blanco; si opta por un boicot silencioso e inofensivo; o decide renunciar a sus puestos y jugárselas por el proyecto que enarbolan hoy exclusivamente desde el PSD. El CD, la TR y la misma UNDPC tendrán que buscar nuevos derroteros.

Por otra parte, parece ser que los candidatos tanto de ARENA como del FMLN se han congelado. Han pasado ya seis meses y continúan en sus mismas posiciones. Y no sería extraño que lo mismo le sucediera a Saca. Su lanzamiento no llenó las expectativas. Y hoy acompaña a los otros dos candidatos en sus visitas territoriales, de manera adelantada e ilegal, en visitas programadas con sus votos duros. Situación preocupante para todos y todas.-
Por Roberto Pineda San Salvador, 7 de marzo de 2013

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>